sábado, 17 de octubre de 2015

EL SUEÑO


Soñé con enormes bolas de fuego. Que arrasaban todo a su paso. Soñé con multitud de cadáveres flotando en el agua, junto a restos de aviones caídos que lentamente eran tragados por el mar.
Soñé que era muchas personas, y que todas morían consumidas por las llamas. Luces en la oscuridad de la noche, sobre volando en cielo, sin saber que eran al principio para luego descubrir que eran las bolas de fuego que nos consumían a todos.
No tenía miedo, las ansias de buscar un sitio donde protegerse impedían tener el tiempo suficiente de pasar miedo. Fuego. Todo arrasado por gigantescas llamas que caían del cielo, que arrasaban todo a su paso.
Almacenes…cines…centros comerciales…No había nadie, solo yo. Y al final las bolas de fuego lo alcanzaban todo. Muchas vidas en un solo cuerpo, como sintiendo todas esas muertes. Al final mi propia muerte. Consumido por una gigantesca bola de fuego. Sintiendo como mi cuerpo se desvanece en la nada.

Todo acaba. Todo termina.