viernes, 21 de octubre de 2016

SOLDADITOS DE PLÁSTICO

El paso del tiempo trae consigo recuerdos que parecen grabarse a fuego en la memoria.
Uno de esos recuerdos grabados a fuego en mi memoria son aquellos sobres de soldaditos de plástico. Si, aquellos sobres de papel que costaban 10 pesetas, y que después llegaron a costar 15.

Grupo de combate Norteamérica, grupos de combate Japón, Nueva Zelanda…etc.

En cada sobre entraban 20 soldados de plástico de 1 centímetro o centímetro y medio. Hasta 600 soldados llegué a tener cuando era niño.

Tardes enteras en la puerta de mi casa inventando batallas, alineando filas y filas de soldados mezclando nacionalidades. Horas y horas de juego para terminar recogiendo todos y cada uno de los soldaditos de plástico. Contarlos uno a uno para no perder ninguno.


Ahora, andando por las calles de donde vivo, veo que los niños no juegan, no pasan las “horas muertas” como se suele decir con juguetes (soldados por ejemplo). Y recuerdo entonces lo bien que lo pasaba y cómo disfrutaba cuando mis padres, a regañadientes muchas veces porque entonces el dinero escaseaba, me daban 10 pesetas y con el puño cerrado para no perder las dos monedas corría al kiosco a por un nuevo sobre de soldaditos de plástico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario