martes, 15 de noviembre de 2016

CAPITULO 17 SOBRE J.CARRIER Y SUS VAMPIROS

J. Carrier describía en su libroDe vampiros y otras bestias nocturnas” paso a paso como era la transformación de un humano a vampiro. Decía, que dicho acto podía llegar a durar hasta cuatro semanas. 

https://pixabay.com/

Todo dependía de si el humano soportaba bien o no la transformación. 


Era falsa, recalcaba con gran énfasis en su libro, la creencia de que el vampiro “extraía” o “bebía” la sangre humana en los primeros mordiscos. Era cierto que si solo quería morder para alimentarse entonces si bebía. Pero para convertir al humano, el vampiro tenía que introducir en su cuerpo el “gen vampírico”, como era conocido entre los caza vampiros.


La transformación no era otra cosa que la anulación de toda vida humana sin llegar a producir la muerte del cuerpo. Y no todos los cuerpos humanos lo soportaban. Los colmillos del vampiro tenían dos conductos internos, uno para beber y otro para expulsar. 

Y era por este último por el que introducía en varias ocasiones, de nuevo repetía J. Carrier que todo dependía del ser humano, el gen que lentamente iba matando la vida humana desde dentro del cuerpo. Una especie de “microbio” que poco a poco secaba literalmente la sangre del humano. Y este, desde el momento en que era víctima del primer mordisco, sucumbía a terribles alucinaciones, fiebres altísimas, paranoias, a la vez que su cuerpo empezaba a cubrirse de un insoportable olor a putrefacción. Signo inequívoco de que la transición a vampiro se realizaba sin problemas. 

En caso contrario, en caso de que el cuerpo humano no lo soportarse sencillamente entraba en coma a las pocas horas de ser mordido y terminaba por morir con fuertes convulsiones y vómitos.  

CAPITULO ANTERIOR

También quería recordaros que  para quien pueda interesarle, en mi otro blog tenéis todas las semanas un mini curso de guión cinematográfico.
Solo tenéis que pinchar AQUI


Safe Creative #1602286708367

No hay comentarios:

Publicar un comentario