domingo, 18 de diciembre de 2016

Navidad de 198...

Una pequeña entrada entre los capítulos de mi novela: "La historia de la ciudad sin árboles"

Se trata de un recuerdo de infancia. De esos que nunca se borran, que perduran en la memoria sin saber el porqué.  


No recuerdo que año fue, 198... yo era muy pequeño todavía. Mi madre junto a mi tía, nos llevó a mi hermana, más pequeña que yo, y a mí a ver el Cortylandia de El Corte Inglés de la calle Preciados en Madrid.


Aquellas inmensas escenas y figuras de cartón piedra en la entrada del centro comercial más famoso de España, la aglomeración de familias para verlo: era Navidad.

No recuerdo si aquel año tuve “reyes” o no. Seguramente sí. Pero lo que recuerdo de aquel año fue a mi tía llorar en la puerta de un portal cercano a El Corte Ingles, sentada en el escalón de la entrada, con los ojos rojos por las lágrimas y la rabia. A mi madre intentando consolarla. Y a mi hermana y a mí frente a mi tía en cierto modo sin saber qué hacer, éramos demasiado pequeños.

Pero si supe que mi tía lloraba porque cuando nos acercábamos a ver el espectáculo en la entrada de El Corte Inglés, se percató de que le habían robado el monedero del bolso. Siempre llevaba el dinero en el bolsillo del vaquero precisamente por los robos, pero aquella noche lo había dejado dentro del monedero en el interior del bolso sin más y algún ratero espabilado solo tenía que introducir su mano en el bolso y llevarse el preciado botín. Abrir el bolso y meter la mano no tendría ningún secreto para ese tipo de gente. Y mi tía lloraba porque aquel año había sido duro, y ese dinero lo había estado guardando especialmente para los regalos de sus sobrinos, o sea mi hermana y yo.


Algunas cosas se quedan grabadas en la mente de por vida. Y esta es una de ellas.  

* Imagen extraída de Google.

2 comentarios:

  1. Me encanta. Es muy bonito y está muy bien escrito.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los recuerdos siempre son muy especiales. Un saludo Mariví. Y gracias por visitar el blog.

      Eliminar