sábado, 13 de mayo de 2017

SUCESOS EXTRAÑOS

Hace un tiempo, publiqué en el blog un relato de un pequeño sucesoparanormal” que tuve en casa y que viví en primera persona.

Han pasado unos meses de aquello y a lo largo de este tiempo han ocurrido dos nuevos sucesos que voy a contar hoy.

https://pixabay.com/


La verdad es que no voy a entrar en la estúpida discusión (cómo alguien ya intentó una vez hacerme entrar tras la primera publicación en mi blog) sobre si los “fantasmas” o los “entes” o cómo se quiera llamar a ese fenómeno, existen o no existen. Yo simplemente voy a relatar lo sucedido en mi casa.

Habían pasado un par de meses, quizá tres de aquel extraño suceso acontecido en mi casa. Soy una persona que de siempre le ha gustado tener pájaros en casa y tras lo sucedido un par de ellos murieron de la noche a la mañana. Hoy, en el momento que escribo esto, ya no tengo ningún pájaro. Todos (los cinco que tenía) han muerto sin saber muy bien el motivo. Solo sé que de vez en cuando se volvían locos en sus jaulas dándose golpetazos contra los laterales hasta que al final aparecían muertos.

Continuo.

Un par de meses después de lo sucedido, de nuevo una noche mientras dormía, algo me despertó. No fue un ruido ni una tormenta ni nada por el estilo. Abrí los ojos y miré un instante hacia la ventana del dormitorio: noche tranquila…oscura…
Cerré los ojos y fue cuando noté algo detrás de mí. No me atreví a abrir los ojos de nuevo. Fue como si aquella sensación de que detrás de mí, apoyándose en la cama e inclinándose hacia mí, me paralizase el cuerpo. Sentí como “algo” se inclinaba hacia mí y sin oír completamente nada note un rostro acercarse a mi oído y gritarme de la manera más brutal y cruel. Sentí un grito en mi oído tan violento que cerré aún más los ojos, incluso empleando fuerza en mi gesto. En medio de aquella silenciosa noche sentí aquel salvaje grito en mi oído, con la sensación de tener un rostro pegado a mi cara. Después…todo cesó.

Dos meses después, un sábado por la mañana, mientras estudiaba un poco en la mesa del salón ocurrió un nuevo fenómeno.
Para entonces y tras el último “suceso” cambie el dormitorio de sitio. Donde antes tenía el despacho coloqué el dormitorio, y donde estaba el dormitorio puse el despacho. En la actualidad sigue de esta última manera.

Bien. Mi salón tiene un pasillo que da a lo que ahora es el despacho…un pequeño pasillo…el cuarto de baño y la cocina. Y justo en la otra pared tiene una puerta que da al dormitorio principal.
La puerta del dormitorio principal (antes despacho, recordad que lo cambié) tiene un pequeño defecto cuando fue puesta y se cierra sola por lo que tengo una silla apoyada en la puerta para que siempre esté abierta. La mesa del salón está situada a un par de metros de la puerta del dormitorio (siempre con la puerta abierta y la silla evitando que se cierre).

Estaba como digo, estudiando un poco de inglés. Me levanté de la mesa para ir a la cocina a por un refresco, y cuando volví me encontré la puerta del dormitorio cerrada completamente. Me extraño muchisillo. La abrí y encontré la silla que tengo para evitar que se cierre, en el otro extremo del dormitorio, apoyada contra la pared.
En fin. Reconozco que habrá personas que crean y otras que no.


No escribo esto para convencer a nadie de la existencia de “algo”. Solo lo escribo porque quiero contar lo que hasta el momento me ha ocurrido en mi casa, sin querer entrar en discusiones de ningún tipo.

4 comentarios:

  1. Hola!
    A mi me pasó algo también. Fue con mi anillo de boda. Se me cayó por las escaleras (porque me va holguero) y de hecho lo ví caer pero no sé a dónde fue a parar. Dos semanas después me lo encontré dentro de un bolso que apenas uso. Bueno, puedes pensar que en algún momento dado lo puse yo sin darme cuenta o por alguna razón pero me pase dos semanas barriendo y de hecho vi con mis ojos como caía. A veces suceden cosas que no podemos explicar y no pasa nada. Siempre y cuando no te perjudique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Keren. Exacto, algunas veces ocurren cosas para las que no tenemos explicación posible. Feliz domingo!

      Eliminar
  2. Hola Ángel, me has dejado estupefacta. Yo la verdad es que tampoco voy a entrar en discusiones, porque soy muy aprensiva y realmente creo que te ha pasado lo que has contado. Es escalofriante, mucho más que cualquier relato. Espero que las cosas se calmen y sea lo que sea, desaparezca.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ziortza. No sé si desaparecerá o no. Lo que si te puedo decir es que en septiembre me traslado de vivienda jejeje.
      Gracias por pasarte por el blog y comentar. Feliz lunes!!

      Eliminar